Marrakech

Guia de viajes y turismo a Marrakech

Si estás planeando tus próximas vacaciones pero no sabes exactamente a qué sitio ir, te recomendamos un destino que no te dejará para nada indiferente: Marrakech. Tomando lo mejor de la cultura marroquí, se trata de la ciudad que recibe más turistas durante todo el año de Marruecos, donde se mezcla lo autóctono, con el exotismo y la intensidad de cada una de sus tradiciones.

Hay muchos motivos por los cuales te interesará visitar Marrakech. En primer lugar porque se trata de un lugar en donde podrás deleitarte con grandes restaurante de lujo que te servirán comidas únicas con todo lo mejor de la gastronomía marroquí.


Además de ello, será interesante que observes los cambios que hace la ciudad en un mismo lugar durante el día y durante la noche tal y como sucede por ejemplo en la plaza de Jemaa el-Fnaa, el verdadero centro de Marrakech donde te encontrarás con muchos buscavidas que querrán ofrecerte a ti como turista todo tipo de servicios y objetos para vender.


Recuerda que en la cultura marroquí, el “regatear” es prácticamente un requisito en todos los sitios. Desde el subirte a un taxi y negociar el precio previamente, hasta por supuesto comprar los típicos souvenirs de viaje. Si no regateas, sentirán que los estás ofendiendo en algún punto, por eso ve preparado, porque a los marroquí les encanta negociar y es en donde quizás gastan casi todo su tiempo.

¿Qué ver en Marrakech?


Marrakech cuenta además con varios sitios históricos como lo son las tumbas Saadíes, en donde se encuentran los restos del sultán Áhmad al-Mansur y toda su familia, una tumba muy particular que nada tiene que ver con todo lo que hayas visto hasta el momento porque se encuentra en un complejo en donde no podrás dejar de sacar fotografías de cada uno de los rincones.

Si quieres que tu viaje sea aún más especial y que la cultura tradicional te penetre por todos lados, lo mejor es que pruebes a dormir en un Riad. Se tratan de unas casas palacio con construcciones tradicionales que en su interior cuentan con jardines o patios típicos de su estilo arquitectónico, algunos incluso albergan piscinas. La mayoría han sido restauradas y hoy en día son grandes hoteles que reciben turistas durante todo el año. 


Como toda ciudad, Marrakech se conoce en la calle, en la interacción con el resto de habitantes y en el uso y seguimiento de sus propias tradiciones. Así, además de quedarte al menos una noche en una Riad, no puedes dejar de probar el dar un paseo en una calesa, donde de seguro te pasas un buen rato divertido aprovechando a ver la ciudad desde otra perspectiva y pudiendo visitar lugares alejados del centro.


Pero si hay un motivo, el cual hace que Marrakech sea una de las ciudades favoritas de muchas mujeres, es la zona de compras llamada el Zoco, un lugar donde puedes pasar todo un día perdiéndote entre los puestos callejeros de ropa y objetos tradicionales del lugar. Ten cuidado tal y como dijimos al inicio, en los precios “para turistas” y en los precios para gente de esta ciudad.


Observar la cultura, a las personas que viven allí, sus costumbres y todas las tradiciones que verás en las calles y en los transeúntes, es sin duda una experiencia única que te ayudará a comprender muchas cosas de esta ciudad tan cercana geográficamente y tan diferente a la nuestra.

Marrakech en 48 horas

Booking.com