Ben Youssef Medersa

Ben Youssef Medersa Ben Youssef Medersa

Muchos son los visitantes que al llegar a Marrakech demuestran un gran interés por la cultura del lugar y no dudan en informarse sobre los principales lugares arquitectónicos que deben conocer.


Ben Youssef Medersa (también conocido como “Madraza de Ben Youssef”) es uno de los principales edificios culturales Marrakech. Las Medersas son edificios de la cultura musulmana que promueven estudios primarios, secundarios y superiores. Se basan, principal y fundamentalmente, en el estudio religioso del propio dogma. No obstante han funcionado durante los últimos cuatro siglos inculcando conocimientos de diversas ciencias en las que también incluían la teología.
Esta medersa fue creada para los estudiantes de la mezquita, que lleva su mismo nombre y que queda muy cercana a ella. Allí, aproximadamente unos 800 alumnos memorizaban el Corán. Su creador y fundador fue el sultán Abou el Hassan en el siglo XIV. Con el pasar del tiempo el edificio se fue deteriorando y fueron los Saadíes quienes la reconstruyeron totalmente haciendo del edificio una verdadera obra de arte arquitectónica.


Su arquitectura está basada en el arte marroquí. Al observarla se puede notar claramente la fuerza que producen sus materiales, que son de diversas índoles, y de su diseño. Entre ellos podemos encontrar algunos puramente llamativos, como la maderas de cedro, que se puede ver en el vestíbulo, la sala de oración y los techos de los pasillos. Su decoración también incluye una base de un mármol enviado desde Italia y yeso, con el cual se han hecho grandes paneles esculpidos que se pueden apreciar en las fachadas del patio y la sala de oración.


En cuanto a los colores con que fue decorada Ben Youseef Medersa son muy diversos y se pueden apreciar en sus azulejos y en la mayoría de las formas geométricas en los muros y pilares para las cuales se han necesitado diferentes técnicas.
El punto principal del lugar es la Plaza Central, o bien su patio, donde se puede apreciar una piscina rectangular que contiene dos fuentes de bronce.


Como la mayoría de los palacios tiene un sinfín de habitaciones. En este caso son 132 habitaciones entre la planta baja y el primer piso.
Será en a sala de rezos donde seguramente encontrarás una de las decoraciones más llamativas de todo el lugar, dado que se pueden ver piñas y palmeras que requería la decoración del mihrab.
Su primera restauración fue en el año 1950 y estuvo cerrada al público y a los fieles hasta los años 1982 donde los trabajos de restauración permitieron a los viajeros experimentar y conocer la obra maestra del arte marroquí.
Gracias a su gran tamaño, 1670 m2, es considerada la medersa más grande de Marruecos y el norte de África.
En cuanto a educación, antiguamente eran estudiantes de tiempo completo y pasaban sus días en el lugar, llegando a costarles mucho salir de ahí. Sin embargo, aunque la educación no era cara, para muchas familias de escasos recursos, lo que significaba mandar a sus hijos a esta escuela era un progreso en cuanto a cultura y educación, ya que ahí dentro sus hijos aprenderían a leer y contar sin tomar tanto en cuenta la parte religiosa.
Hoy en día Ben Youssef Medersa ya no se utiliza como centro educativo, sino que se utiliza de monumento histórico al cual se puede visitar para apreciar su belleza y aprender de la cultura religiosa musulmana, dado que en la ciudad de Marrakech si no perteneces a esta religión muchos de los lugares de culto están prohibidos para el resto del público.
En el caso de querer visitarla, Ben Youseff Medersa se encuentra abierta todos los días en los horarios de 9:00 horas hasta las 18:00 horas, costando su entrada un precio de tan solo 10 dirhams.

Deja un comentario