Essaouira

Puerto de Essaouria Puerto de Essaouria

 

Cuando visitas Marrakech, después de unos días en la ciudad, es muy normal que te entren deseos y ganas de conocer otros lugares cercanos diferentes para aprovechar mucho más tu viaje y hacer otro tipo de turismo. Una de las mejores excursiones y por la que optan la mayoría de los turistas es hacer un recorrido por la ciudad de Essaouira.


La ciudad de Essaouira es conocida también como la antigua Mogadur. Se caracteriza por ser una ciudad portuaria marroquí rodeada por las costas del Atlántico. Dentro de la región de Marrakech, es la capital de la provincia Homónima, llegando a tener aproximadamente 70.000 habitantes.


Essaouira es una localidad que se ubica a casi 200 kilómetros de la ciudad de Marrakech, y con una frecuencia turística más baja, lo que significa que cualquier no verás tantos turistas ni sentirás el acoso constante de los vendedores o propios marroquíes para venderte algo. Caminarás libremente y podrás decidir sin inconvenientes qué quieres comprar o dónde quieres comer, aunque como siempre, el regateo está presente.


Su bello paisaje es realmente considerado uno de los más bellos del país llevando el nombre de  “La Bella durmiente” o “La perla del Atlántico”. Esto hizo que en el año 2001, la ciudad fuera declarada como Patrimonio de la Humanidad.
Hoy en día su actividad comercial, la pesca, está marcada por la historia que atraviesa el lugar.  Te llamará la atención cómo los trabajadores forman una hilera humana para descargar los productos que llegan en los barcos y llevarlos a la venta o a que sean tratados para consumir.  


Tratándose de una ciudad portuaria caracterizada por la pesca, no se puede dejar pasar la oportunidad de degustar los platos nativos del lugar. Claro que si no te gustan los maricos y el pescado será más complicado porque es prácticamente lo único que se ofrece en la carta de los restaurantes de Essaouira.  Estos platos son muy económicos y por supuesto de gran cantidad dado que la materia prima la toman del mismo lugar. Algo muy bueno que puedes experimentar es comprar tu propio pescado en un puesto de venta y llevarlo al restaurante para que te lo cocinen directamente.


Para llegar hasta la ciudad de Essaouri existen diferentes empresas con distintos servicios que harán de tu paseo una gran experiencia. Por lo general las compañías turísticas cuentan con un servicio puerta a puerta, pasando a buscar a los clientes al lugar donde se hospedan y trasladándolos hasta la localidad de Essaouri. Para ello sólo basta con comunicarse con la empresa y realizar una reserva. Estos paseos, usualmente son grupales pero pueden contratarse de forma privada.


Otra forma de llegar  la ciudad de Essaouira es alquilando un coche o bien contratando un taxi por el día. La diferencia radica en que las calles de Marruecos son un tanto peligrosas para transitarlas y no es recomendable hacerlo para quien no ha estado anteriormente, no obstante cualquier valiente que se valga de un GPS podrá salir y probar suerte.  En el caso de alquilar taxi, la oferta va a ser diversa y te tocará negociar con ellos previamente. Puede ser una buena opción aunque una opción menos segura de si lo haces con un grupo de turismo especial, pues si bien no tiene por qué sucederte nada, estás librado al azar.

Sin lugar a dudas, si tienes unos días extras al visitar Marrakech una de las mejores excursiones que puedes hacer desde allí mismo es ir a Essaouira y así conocer otro sitio más característico en donde la pesca es el atractivo principal.

Más en esta categoría: « Valle del Ourika Ouarzazate »

Deja un comentario