Mezquita Koutoubia

Mezquita Koutoubia Mezquita Koutoubia

 

Al salir de viaje una de las cosas más importantes es  conocer los lugares más representativos de la ciudad a la que acudimos, aquellos que denotan y muestran su cultura al máximo exponente. Las obras de arte creadas por artistas autóctonos, las formas arquitectónica de los edificios, los palacios religiosos, los centros gastronómicos, hasta los espacios verdes deben formar parte de las actividades que haremos en ese destino.


Si en arte y arquitectura nos basamos para hablar de la ciudad de Marrakech, su principal edificio destacado y reconocido mundialmente es la Mezquita de Kautouubia. Este edificio es uno de los más representativos del arte almohade en la ciudad y por el cual se toma como modelo para la creación de las torres Hassan y la Giralda, en Sevilla, España. Está situada en el suroeste de la plaza Jamaa el fna, el corazón de Marrakech. Su fascinante atracción es que posee una altura destacada de 69 metros, característica que lo convierte en el edificio más alto de la ciudad lo que hará que puedas visualizarlo prácticamente desde cualquier lugar y tenerlo como punto de referencia.


Como todas las mezquitas, debido a su religión, el lugar tiene prohibida la entrada a los no musulmanes, sin embargo no deja de ser un atractivo más que necesario para pasarse por allí y poder tomar unas fotografías desde fuera.


El edificio fue construido por Abd Al Munin en los pasados siglos XII, su nombre se debe a que una vez finalizada su construcción a su alrededor se ubicó una enorme cantidad de mercaderes de manuscritos, por lo cual se ha bautizado al lugar con el nombre de “mezquita de los libros (Katub – Katubia, significa libro en árabe). Cabe destacar que su fundador pertenecía a la dinastía almohade lo que denota su arte y arquitectura del estilo propio de la época. No obstante muchos dicen que la mezquita pertenece a los años 1120, donde reinaba la dinastía beber de los almorávides, a pesar de ello se la designa a los almohade quienes sin duda marcaron un estilo propio de arquitectura.


Lo que se buscaba al crear la Mezquita Koutoubia en Marrakech era crear un edificio religioso que logre llamar la atención y logre destacarse con refinura y sobriedad, utilizando un recurso de líneas sencillas, es por eso que se puede notar que su forma parece una “T”, que se desplaza por un rectángulo de 90 metros de ancho por 60 metros de largo.
La Mezquita Koutoubia tiene una decoración es bastante singular y muy rica en naturaleza. Además cuenta con un minarete muy particular ya que desde allí se pueden apreciar diferentes paisajes donde encontrarás adornos silvestres como las flores y epígrafes en distintos relieves que muestran la hetérogeneidad de pinturas, azulejos y arcadas.


Con un tamaño de 13 metros, y altura de 69 metros, podemos notar en él cómo ha influido el paso del tiempo dado que la reliquia se encuentra original. Una de las cosas que más llama la atención son las cuatro bolas doradas, que están superpuesta y ordenadas decrecientemente. Estas bolas originalmente eran tres y lo que representaban era la existencia de los diferentes mundos: espiritual, celestial, y terrenal, no obstante gracias a una donación de la mujer del sultán Yaqub el-Mansur, puedo agregarse al decorado otra bola con un mapa. Según dice la leyenda esta mujer  tuvo que fundir el oro de sus joyas en castigo de haber roto el ayuno de Ramadán comiendo tres uvas.


Al acceder al balcón de la Mezquita Koutoubia, en su interior, encontramos una rampa que además une sus seis salas. Al balcón sólo accedía el Muecín y lo hacía cinco veces al día incluidos todos los viernes. (El muecín es una persona que grita desde lo alto para convocar a la oración a los habitantes del lugar)
Como notarás un sitio muy particular que aunque quizás no puedas apreciar su interior, bien vale la pena su visita en Marrakech para tenerlo como punto de referencia de la ciudad.

Deja un comentario